• Pautas para el uso apropiado de complementos alimenticios.

    Pautas para el uso apropiado de complementos alimenticios.

    Los complementos alimenticios normalmente proporcionan vitaminas, aminoácidos, minerales o sustancias que tienen un efecto nutricional o fisiológico. Sin embargo, no sustituyen la variedad de alimentos importantes para una alimentación sana, sino que están pensados para “complementar” la dieta cuando sea necesario. Los complementos alimenticios no deben sustituir a la medicación prescrita.

    Lee siempre y sigue las instrucciones del fabricante mencionadas en la etiqueta y con especial atención las advertencias. No excedas la cantidad recomendada indicada en la etiqueta y no des a los niños producto concebido para adultos.

    Siempre consulta con los profesionales (médicos, nutricionistas, …) antes de tomar cualquier complemento alimenticio si estás embarazada o dando el pecho, si tienes alergias conocidas a alimentos o medicamentos, si realizas ingestas altas de alcohol frecuentemente o si es previsible que te sometas a alguna intervención quirúrgica.

    Consulta con tu médico o farmacéutico sobre los complementos alimenticios que estés tomando. Muéstrales la etiqueta del producto u otra información relevante, ya que algunos profesionales de la salud pueden no estar familiarizados con la composición de un complemento alimenticio en particular. Si no te encuentras bien o presentas síntomas inusuales después de tomar un complemento alimenticio, deja de utilizar el producto y consulta con tu médico.

    Guarda los complementos alimenticios en un lugar seco y fresco, siempre fuera del alcance de los niños.